miércoles, 11 de noviembre de 2009

SERAS BENDECIDO MAS


Deuteronomio 7:14-15
Bendito serás más que todos los pueblos; no habrá en ti varón ni hembra estéril, ni en tus ganados. Y quitara Jehová de ti toda enfermedad; y todas las malas plagas de Egipto que tu conoces, no las pondrá sobre ti, antes las pondrá sobre todos los que te aborrecen.
Que lindo es Dios por su gracia, por su misericordia, por su favor, por su amor, por su bondad, por que sin merecerlas nos las da, por que realmente no hemos hecho nada para tenerlas y no podemos comprarlas, pero El nos las da gratuitamente.
Y en este pasaje Dios te esta dando una gran promesa, no es algo chiquito lo que va a suceder, no te esta diciendo que serás solamente bendecido, te esta diciendo que serás bendecido más que todos los pueblos, sobre ti no habrá mal alguno, sobre ti no habrá enfermedad alguna por que Dios la va a quitar de ti, por que eres parte de su pueblo elegido, de su pueblo amado, de su pueblo santo.
Dios es tan maravilloso y como El no hay nadie, hoy El te dice que su gracia esta sobre ti, por que en medio de tantos que buscan un trabajo a ti es al que van a elegir, por que si tu tienes un negocio será el mas bendecido, al tuyo es al que van a preferir, si tu tienes un trabajo a ti es al que van a promover, tu vida dará frutos, por que en ti no habrá nada que sea estéril, por que contigo esta la bendita mano del Señor, eres su hijo e hija amada, a ti te ha puesto por cabeza y no por cola, a ti te ha puesto para que sobresalgas, tu y los tuyos tendran salud, estarán bien, El la cuidara, la protegerá, la cubrirá con su preciosa sangre, y no padecerás mal alguno por que El es tu pastor, por que contigo esta El Dios Todopoderoso, El creador de los cielos y de la tierra y de todo cuanto existe.  
Querido hermano toma esta promesa por que te pertenece, cree fielmente en ella, por que ciertamente se ha de cumplir, no te apartes de tu bendito salvador por que junto a El esta la vida, por que estando junto a El no hay falta de ningún bien, El es todo lo que necesitas.
Autora: Patty Abrego