domingo, 29 de noviembre de 2009

¿QUE ES LO QUE REALMENTE ME CONTAMINA?


San mateo 15:18
Pero lo que sale de la boca, del corazón sale y esto contamina al hombre. 

En este capitulo de Mateo estaba Jesús con sus discípulos en medio de una multitud de pronto se le acercan unos fariseos y le cuestionan por que los discípulos no se lavaban las manos según la tradición de los ancianos pues para su pensamiento y sus tradiciones el no hacerlo era contaminarse.

Pero luego Jesús llama a la multitud y les deja claro que no es lo que entra en la boca del hombre lo que contamina sino lo que sale de la boca del hombre, es decir que lo que nos contamina son todas aquellas palabras incorrectas que salen de nuestra boca.

Muchas veces actuamos religiosamente como los fariseos, cumplimos con ir a la iglesia, cumplimos con leer la biblia y oramos pero lo hacemos muchas veces por cumplir con una religión y sin darnos cuenta erramos, por que los fariseos se creían que se las sabían de todas todas y sin embargo no sabían nada, criticaban y juzgaban por que ellos se regían por su propia ley dejando de lado lo que Dios realmente demandaba y quería, tristemente actuamos muchas veces de esa forma.

Y es que nos contaminamos al juzgar, al criticar, al hablar cosas negativas, de nuestra boca salen palabras ociosas que en nuestro vocabulario no deben existir, nos contaminamos al guardar en nuestro corazón rencores, envidias, amargura y como en nuestro corazón existen tales sentimientos lo único que podemos expresar son palabras desagradables pues en nuestro interior viven sentimientos que contaminan nuestra vida y la vida de los demás, por ejemplo cuando hablas mal de alguien con otra persona te estas contaminando tu y estas contaminando a la otra persona es decir que se contaminan mutuamente. 

Queridos hermanos no permitamos que en nuestros corazones se aniden sentimientos negativos, pues de lo que tengamos en nuestro corazón de esto hablaremos, mas bien pidámosle a Dios que nos limpie, que de nuestra boca no salgan palabras incorrectas  ni desagradables, que cada día podamos parecernos mas a Jesús, para pensar como El, para hablar como El y para sentir como El, que nuestra vida sea agradable a El en todo sentido, tu eres hijo de un Dios bueno, amoroso, perfecto, Santo y tu debes de imitarlo, el debe ser tu ejemplo, no permitas que el enemigo te haga caer en  religiosidad, no le des cabida al enemigo por que el te quiere contaminar poniendo en tu vida circunstancias negativas para que te llenes de sentimientos negativos para que luego tu boca las diga y que lejos de beneficiar tu vida, la destruyan por que tu boca tiene poder y Dios quiere que de tu boca salgan palabras dulces y no ásperas, quiere que tu corazón este lleno de su amor, de paz, de mansedumbre, de humildad, ternura, de bondad y que puedas exteriorizar esos sentimientos.

NO TE DEJES CONTAMINAR DE NADA NI NADIE POR QUE ES MAS FUERTE EL QUE ESTA DENTRO DE TI QUE EL QUE ESTA EN EL MUNDO


Autora: Patty Abrego