domingo, 22 de noviembre de 2009

PON TU MIRADA EN LAS COSAS DE ARRIBA


Colosenses 3:1-3
Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde esta Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Por que habéis muerto y vuestra vida esta escondida con Cristo en Dios.
Tú y yo estamos en este mundo pero no somos de este mundo, nuestra morada no esta aquí en la tierra sino en los cielos junto a nuestro Padre Celestial.
Tu y yo hemos nacido de nuevo, somos nuevas criaturas, hemos resucitado con Cristo, somos personas diferentes, renovadas, lavadas con la preciosa sangre de nuestro Señor Jesucristo, somos parte de un linaje escogido, somos parte de un reino que no esta en este mundo sino que allá en los cielos.
Yo se que si estas consiente de lo que acabo de escribir, pero muchas veces siendo hijos de Dios nos distraemos y nuestra mirada no la estamos poniendo en nuestro Padre Celestial y en su reino sino en las cosas de este mundo y es que nos cuesta poner toda nuestra atención en las cosas de allá arriba, el enemigo quiere distraerte y hacer que tu mirada ya no este fija en Dios sino que estés desconcentrado, no quiere que tu te preocupes en agradar a Dios, no quiere que te llenes mas de Dios, no quiere que anheles la vida eterna. Por el contrario quiere que te sigas afanando y que te dejes llevar por las cosas vanas de este mundo, quiere envolverte de tal modo que ni te des cuenta de la vida eterna que estas echando a perder, en fin quiere que pierdas tu enfoque como hijo de Dios.
Amado hermano nuestra vida ya no nos pertenece a nosotros sino a Dios, nosotros hemos renunciado a todas las cosas de este mundo por que queremos estar al lado de Dios allá en los cielos, queremos disfrutar de una vida eterna gloriosa, nuestro deleite esta en buscar mas de Dios, en conocerlo mas, en sentirlo cada día mas en nuestra vidas, en anhelar ser como El cada día, en buscar la santidad y pedirle que su Espíritu Santo nos guie y nos llene mas y mas.
Las cosas de este mundo son vanas y pasajeras, que tú mirada no esté puesta en ellas, recuerda que nada de lo que tienes en esta tierra te llevaras, no te afanes por cosas que no valen la pena, mas bien que tu mirada este puesta en Dios, dale mas importancia a las cosas de Dios, El tiene cosas mucho mas lindas y valiosas para nosotros, nos tiene una morada glamurosa alla en los cielos.   


Autora: Patty Abrego