martes, 25 de agosto de 2009

BAJA A DIOS DE LAS NUBES DE LOS CIELOS


En momentos mientras nos encontramos en problemas, dificultades, enfermedades pensamos que Dios esta allá muy pero muy a lo lejos en su trono en el cielo y pensamos que nuestro problema o todo eso que nos afecta no se podrá resolver pues muchas veces pensamos que no podemos traer la poderosa presencia de Dios a nuestras vidas a través de un milagro.

Y es que carecemos de esa Fe de eso que nos dice que hay que ver las cosas que son como que fueran, de tener esa seguridad de creerle a Dios nuestro Padre que va a cumplir todo aquello que le pidamos que está bajo su voluntad. Es creer que El descenderá de los cielos ese milagro que tanto ansiamos, de que el abrirá esas ventanas de los cielos y mandara esa lluvia de gran bendición sobre nuestras vidas. Es saber a ciencia cierta que cuando clamamos a El vendrá a socorrernos de una manera sorprendente y peleara esas batallas que para nuestra simple humanidad son difíciles dándonos consigo una victoria espectacular que quedara en la historia de tu vida la cual no podrás olvidar pues te llevara a glorificar su Santo Nombre cada vez que lo recuerdes. Es saber que cuentas con su presencia en esa oscuridad pues te llena con esa luz radiante que solo El tiene, es saber que cuando tu le agradas con tu forma de vivir El esta nuevamente orgulloso de que tu seas su hijo.

Y es que cada día puedes tener y contar con la presencia maravillosa de Dios, del Todopoderoso, con tan solo invocar su Santo Nombre a cada instante. Pues cuando tu lo haces El viene rápidamente a ti por que El sabe que lo necesitas y ahí esta para alegrar tu vida, para sanarte, para liberarte, para darte la victoria, para llenarte con su Santo Espíritu, para sostenerte, para darte de ese amor incomparable, para darte el aliento que necesitas para seguir viviendo. Y si El puede hacer muchas cosas estando contigo ya no pienses que Dios solo esta en el templo, no esta allá en lo más alto del cielo pues tu lo puedes tener a tu lado Hoy e ir contigo a donde quiera que vayas.