jueves, 25 de junio de 2009

JESUS DULCE REFUGIO


Que lindo es saber que en esos momentos cuando nos sentimos vulnerables ante los problemas de la vida cotidiana sabemos que tenemos un refugio el cual nos da nuestro Señor Jesús, ese lugar en el cual podemos descansar y sentirnos protegidos.
Que bueno es saber que en medio de esos problemas que nos agobian y nos roban la paz y la tranquilidad en nuestra vida podemos contar con esa presencia tan maravillosa de Jesús quien nos viene a llenar de su amor, nos da de su paz en medio de esa tormenta.

Que bien se siente cuando en esos momentos justos de nuestra vida en los que no encontramos donde ir Jesús viene y te dice ven conmigo que yo te hare descansar, yo te protegeré, yo no te dejare, yo no te desamparare, y es que El te da la seguridad que necesitas pues el manda a sus ángeles a acampar alrededor tuyo, siempre llega en el momento justo.

Gracias Señor por que es por ti que podemos vivir confiados y gracias por que nos das un lugar de delicados pastos en el cual descansar, gracias por que sabemos que eres nuestro dulce refugio, gracias por que por ti podemos tener paz en medio de la tormenta por que aunque sabemos que no es fácil, tu nos ayudas. Simplemente por que eres un Dios GRANDE, PODEROSO, MISERICORDIOSO, MAJESTUOSO. Y nadie se compara contigo.

Salmo 18: 1-2
Te amo oh Jehová, fortaleza mía. Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en el confiare; mi escudo y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.

Salmos 46:1
Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Salmos 46:11
Jehová de los ejércitos esta con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob.