viernes, 10 de julio de 2009

OBEDIENCIA HACIA DIOS


Obedecer a nuestro Dios sin duda alguna es algo que nos traerá muchas bendiciones en nuestras vidas pues por que al obedecer lo que nuestro padre nos manda le demostramos nuestro amor y respeto pues es nuestro Padre y como tal debemos de obedecerle en todo momento. Pero nos volvemos rebeldes y es que muchas veces sabemos que Dios nos esta mandando a hacer una cosa y hacemos otra por que dentro de nosotros esta ese espíritu de rebeldía el cual debemos echar fuera pues no nos traerá ningún beneficio al contrario nos traerá fracaso y es que pensamos que nos las sabemos todas y hacemos lo que nosotros creemos que es lo mejor no importando lo que Dios nos haya dicho.

A veces nos hacemos como que no es con nosotros y es ahí donde nos equivocamos por no obedecer, pues no sabemos escuchar, no sabemos atender al llamado que se nos hace, Dios nos dice muchas veces “hijo no vallas por ese camino”, “hijo no tomes esa decisión equivocada”, “hijo espera”, pues el nos habla de muchas formas y utiliza muchos medios para hacernos entender pero nosotros no sabemos comprender y justo caemos en el error del cual Dios nos estaba advirtiendo.

Queremos ver bendiciones en nuestras vidas pero no las vemos por nuestra falta de obediencia, no estamos atentos a el, no hacemos caso a su palabra a lo que ahí se nos manda a hacer pues que mas guía que su palabra para saber en que debemos de obedecerle.

A partir de este día te invito a que deseches de tu vida todo espíritu de rebeldía y que empieces a obedecer a Dios como se debe pues te aseguro que te sentirás mejor y El te recompensara.

Deuteronomio 28:1
Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltara sobre todas las naciones de la tierra.