martes, 14 de julio de 2009

HAZ TODO DE CORAZON


En nuestra vida diaria realizamos actividades que muchas veces no las hacemos de corazón, las hacemos solo por hacerlas, por que ya es una costumbre, o simplemente por que es la rutina que debemos de seguir, pocas veces hacemos cosas con agrado en vez de eso las hacemos de mala gana.

Cuando tus padres te dan una orden y a ti no te gusta, te quejas y no haces lo que te han mandado con gusto, en tus estudios no das lo mejor de ti, no te esfuerzas, le pones poca importancia, estudias simplemente por que lo tienes que hacer por que lo ves como una obligación y no por que te guste.

En el trabajo quieres que te aumenten el sueldo, pero cuando te dicen que hagas algo extra ya no te agrada y reniegas pues no haces las cosas de corazón, no le pones amor a tu trabajo sino que simplemente lo haces por que sabes que al final de mes vas a recibir una remuneración.

En la iglesia, en tu ministerio muchas veces no le sirves a Dios con pasión, con aquellas ganas, con aquel amor, muchas veces sirves por que te has comprometido a hacerlo, o simplemente para que los demás te vean.
Hacemos las cosas como por inercia, no le damos un sentido a las cosas que hacemos, simplemente las hacemos por que si.

Hoy te invito a que te propongas a hacer las cosas con agrado, con una buena actitud sabiendo que Dios te esta viendo pues El se alegra cuando actúas de corazón.

Colosenses 3:23
Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres.