martes, 22 de septiembre de 2009

ACEPTA EL LLAMADO QUE DIOS TE HACE


1 Samuel 3, 8-10
Jehová pues llamo la tercera vez a Samuel. Y el se levanto y vino a Eli y dijo: Heme aquí; ¿para que  me has llamado? Entonces entendió Eli que Jehová llamaba al joven. Y dijo Eli a Samuel: Ve y acuéstate y si te llamare dirás: Habla Jehová por que tu siervo oye. Así fue Samuel y se acostó en su lugar. Y vino Jehová y se paro y llamo como las otras veces: ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, por que tu siervo oye.

En la vida hay momentos en los que Dios te hace un llamado, ese llamado para que vengas a El, para que te acerques mas a El, y para que le entres tu vida, por otro lado en tu vida cristiana Dios te hace un llamado especial, te ha escogido a ti para que le sirvas en determinado ministerio, pero muchas veces te haces como el que no es contigo, andas distraído pensando en otras cosas y no te fijas que Dios te esta llamando, piensas que Dios ha llamado a otros. Y es que muchas veces crees que no tienes la capacidad para hacerlo, pero si Dios te ha hecho un llamado es por que el te va abrir las puertas, por que el es quien te dará las herramientas que necesitas, por que el te va a capacitar y es que sabes que Dios te esta llamando pero no quieres hacerlo, no quieres obedecer, tal vez ya te hizo muchos llamados y tu aun no has entendido quizás por que no quieres entender.
Amado hermano tienes que estar atento a escuchar la voz de Dios ya no es tiempo de estar dormido en  tus laureles, acepta el llamado que El te ha estado haciendo por mucho tiempo y que simplemente no lo has querido aceptar, ya no pienses que Dios le habla a los demás y no a ti, por que a ti es al que quiere usar. Dios esta buscando hombres y mujeres esforzados y valientes como tú para que  acepten su llamado, para cumplir un propósito especial,  obedece a su mandato.
Deja que el Señor use tu vida, que tú puedas ser un buen siervo y ministro suyo, hoy es el momento ya no sigas postergando ese llamado ¡vamos querido y amado hermano acepta el reto! y dile en este día así:
¡¡¡ HEME AQUÍ SEÑOR POR QUE TU SIERVO ESCUCHA!!!
Autora: Patty Abrego