lunes, 1 de marzo de 2010

CUANDO SE NOS OLVIDA CUAL ES NUESTRA PRIORIDAD


San Lucas 10: 38-42
Aconteció que yendo de camino, entro en una aldea y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta afanada y turbada estas con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

Cuantas veces El Señor nos esta observando desde el cielo que andamos de aquí para allá, que andamos turbados, desesperados, angustiados, y preocupados mas por nuestros asuntos que de otra cosa, se entristece y ve que lo que menos hacemos es buscarle a El, que lo que menos hacemos es apartar un tiempo para dedicárselo a El y que ese momento sea único y especial, que ese momento sea para que nuestro cuerpo, mente y corazón estén conectados únicamente con El.

Y es que sin duda muchos de nosotros nos parecemos a Marta ¿verdad?

Nos olvidamos de nuestro Dios con facilidad, nos es fácil dejarlo de lado sin ningún remordimiento, ¿que tal si tú un día dejaras de respirar? Exacto eso que estas pensando pasaría, te morirías, pues el aire es el elemento mas vital que nuestro cuerpo necesita y eso es Dios para nuestras vidas, el elemento vital que mas necesitamos para poder sobrevivir, por tal razón no lo podemos dejar de lado y simplemente seguir con nuestras vidas así como si nada, es mas sin El no somos nada, sin El no podemos hacer nada.

Queridos hermanos hoy es un buen día para que meditemos y nos hagamos un examen de conciencia pero así sinceramente y nos preguntemos ¿Qué es lo que esta en primer lugar para mi? ¿Cuál ha sido mi prioridad hasta el día de hoy?

Dios no quiere que andes afanado/a ni turbado/a como lo estaba Marta, ¿por que no en vez de estar pensando en tus problemas vas y lees tu biblia?, ¿por que mejor en ves de estar perdiendo tu tiempo en cosas que no son de provecho vas y escuchas una predicación o escuchas alabanzas y le cantas a tu Dios? O ¿por que no en ves de estar turbado vas a tu cuarto y empiezas a hablar con tu Padre y dejas que El te consuele y descanses en sus brazos?

Hoy tomemos el ejemplo de María la hermana de Marta y busquemos lo que mas necesitamos, ¿y que es lo que más necesitamos? Claro que por supuesto que a nuestro Dios sin duda alguna pues El es y será siempre el elemento de más importancia en nuestra vida y nada ni nadie nos lo puede quitar.  

Autora: Patty Abrego