lunes, 15 de marzo de 2010

TEN CUIDADO EN LA FORMA COMO RESPONDES

 
Proverbio 15:1
La blanda respuesta quita la ira; mas la palabra áspera hace subir el furor.
Cuantas veces en la vida no nos hemos sabido controlar dejando que nuestro mal carácter salga debido a las emociones negativas que provoca el enojo. Y es que el carácter es una de las áreas más difíciles de controlar en nuestra vida  y es quizás con la que luchamos constantemente.
No es bueno que te dejes dominar por sentimientos negativos que provoquen que hables cosas o que des una respuesta de una manera ofensiva, no es necesario que eso suceda si Dios te ha dado dominio propio es por que tú puedes sobrellevar esas situaciones. Si Dios mora en ti, tu forma de hablar debe de ser como la de El, cuantas veces el Señor fue tentado ha decir palabras que no eran correctas y sin embargo no las dijo, no dejo que esos sentimientos de enojo lo dominaran, ahora si El pudo, también nosotros podemos pues dice su palabra “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”
¿Tu crees que al dar una respuesta ofensiva todo se va a calmar? Claro que no, al contrario eso va a aumentar, eso que era una llama pequeña se va a convertir en un gran incendio el cual será muy difícil de apagar, el proverbista de seguro que paso por eso en algún momento de su vida y pudo aprender que al dar una respuesta blanda, suave, todo se podría calmar no así al responder ásperamente.  
¿Cuanto veneno ha salido de nuestras bocas en un momento de enojo o de ira? ¿Cuánto daño hemos causado durante nuestros enojos? Porque déjame decirte que todo este descontrol puede acabar muy mal si no te sabes controlar, vivimos en países muy violentos y nos lamentamos de ver que hay demasiados actos violentos a nuestro alrededor pero todo empieza con nosotros mismos, en nuestro interior ¿Qué hay en nuestro interior? ¿Por qué cada vez la violencia en vez de disminuir aumenta? Porque no hemos aprendido a controlar nuestras emociones y en esos momentos no pensamos en las consecuencias, no pensamos en el daño o en el dolor que podemos causar con nuestra forma de hablar y seguidamente de actuar.
¿Qué le estas enseñando a tus hijos hoy? Le estas enseñando que las cosas se resuelven con violencia o le estas enseñando que hablando tranquilamente se resuelven las cosas, ¿les estas hablando con amor o ásperamente? porque el día de mañana tus hijos harán lo que en casa se les enseño.  Todo empieza en el hogar y la forma como hemos sido educados y enseñados, El Señor no quiere que seamos personas violentas al contrario que sepamos actuar y hablar con amor y no de forma áspera por que El no respondería de una forma áspera y nosotros que somos sus hijos debemos de hacer lo que El haría cuando esos momentos de ira y enojo vienen a nuestras vidas, que esos sentimientos negativos no te ganen, pide al Señor que te ayude en esos momentos y veras como todo se resuelve, pues es mas fuerte el que esta dentro de ti.
Autora: Patty Abrego